Sobre Nicolasito

Se dice

Extractos de entrevistas a Gerardo Sarno, documentalista y crítico brasileño; Fernando Pérez, cineasta cubano; y Livio Delgado, director de fotografía cubano, sobre el cine de Nicolás Guillén Landrián.

GERARDO SARNO, documentalista y crítico brasileño:

En Ociel del Toa se utilizan los intertítulos de forma innovadora. El filme tiene una inteligencia de lenguaje, una delicadeza tan pocas veces propia del cine documental latinoamericano. De cierta manera, ya se puede ver eso en la propia imagen. Ese sería uno de los pasajes que el filme indica como evolución, y que en Coffea Arábiga sería la realización plena. El año en que se realizó este documental fue muy interesante en el panorama del cine latinoamericano, hubo una renovación del lenguaje. Pero me parece que ninguno de esos experimentos fue tan profundo como Coffea Arábiga. En aquella época, el documental pudo resultar extraño, muy fuera de la norma, pero sin dudas tenía una cierta dimensión profetizadora. Hoy somos capaces de aproximarnos y comprender.

La pesquisa de Nicolasito va en otro sentido a la de Santiago Álvarez. Ese otro sentido es el que habría que estudiar, podría y debería ser estudiado, de buscar en su obra ese universo de una forma de realización y comunicación con el espectador. Su obra es una construcción que se realiza en la confrontación de imágenes y provocación, que golpean y retornan, chocan y se realizan. Pienso que Nicolasito es si no el mayor, uno de los mayores y destacados cineastas documentalistas del cine latinoamericano. Pienso eso con la mayor tranquilidad. Sé que él tiene una filmografía mayor de la que yo conozco.

FERNANDO PEREZ, realizador cubano:

Recientemente volví a ver En un barrio viejo. El filme me impactó grandemente sobre todo por la cualidad de la imagen. Son imágenes que descubren en la realidad de aquella época lo que uno no ve. Son como fotos compuestas que revelan un carácter que siempre resulta sorprendente.

En Coffea Arábiga la utilización de la banda sonora, el grafismo y las asociaciones visuales son muy contemporáneas. Creo que son obras que marcan un impacto y de alguna manera un desconcierto. Pero, siempre crean una atracción, y uno se siente conmovido por lo que ve.

Clasifico a Nicolasito Guillén como un gran cineasta visionario. Veo sus documentales y me parece que fueron realizados ayer, es decir, hoy mismo. Y eso es lo que resume justamente el valor de una obra.

LIVIO DELGADO, fotógrafo cubano:

De sus documentales nadie podía tener idea, todos los esperábamos muy ansiosos, y él lo mantenía muy en secreto. ¿Qué ha hecho este hombre con esto? Era muy interesante porque sabíamos que no era normal. Él hacía su documental, acompañado de su personalidad tan fuerte y de su manera tan maldita.

Y a través del choteo, a través de la cosa un poco loca, se puede decir ahora loca, hacía cosas mágicas con una personalidad que creo no ha tenido nadie hasta ahora en el ICAIC. Esa personalidad, ese sello, nadie lo ha tenido.

3 pensamientos en “Sobre Nicolasito

  1. Pingback: NICOLÁS GUILLÉN LANDRIÁN: MUERTE Y RESURRECCIÓN « cine-ojo

  2. Pingback: CAFÉ CON LECHE (UN DOCUMENTAL SOBRE GUILLÉN LANDRIÁN) « cine-ojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s