El canciller de la censura

alicia.jpgComo si se tratara de una fábrica, se habla mucho de la cantidad de escritores y artistas que ha dado Cuba.  Lo que no se dice, a menudo, es que, por cada artista o escritor, hay en aquella isla un censor.  Sea el artista o escritor mismo, u otro con funciones para cortar alas.

Como dato curioso: la isla ha aportado verdaderos censores cinematográficos que no necesitan ver películas para censurarlas (Fidel Castro o Blas Roca, p.e.).

Bruno Rodríguez Parrilla, recientemente nombrado Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, ex director del periódico Juventud Rebelde, fue, en su época, la punta de lanza contra el filme de ficción Alicia en el pueblo de Maravillas, de Daniel Díaz Torres.

El 16 de junio de 1991, Bruno Rodríguez Parrilla firmó un artículo que no han olvidado ni Díaz Torres, director del filme, ni Julio García Espinosa, defenestrado por el caso Alicia y enviado a su casa en plan pijama.

Bajo un sugerente titular, “La suspicacia del rebaño”, aseguró el improvisado crítico en las páginas de Juventud Rebelde:

“Cuando en un cartel popular aparecen letras al revés y la protagonista se indigna por la ignorancia del hombre común, cuando se habla de simples trabajadores que interpretan en estúpido coro los sentimientos del pueblo, cuando aparece un negro abriendo un hueco sin saber para qué, no han querido ridiculizarlo; no nos subestiman. Todo lo contrario, ¡nos perfeccionan!”

[…]

“En última instancia esa película la pagamos los ofendidos sin razón. Los realizadores cobraron salarios, se utilizaron los recursos estatales, la película se exhibe en nuestros cines. En lógica de pastores, la pagó con su esfuerzo este rebaño“.

Y lo secundaron:

-17 de junio de 1991.  Bernardo Callejas, en Trabajadores: “Sobre la película Alicia en el pueblo de Maravillas”.

-18 de junio de 1991. Ada Oramas, en Tribuna de La Habana: “Esas maravillas niegan a nuestro pueblo”.

-18 de junio de 1991. UNEAC: “Pronunciamiento del Consejo Nacional Ampliado de la UNEAC”.

-19 de junio de 1991. Roxana Pollo, en Granma: “Alicia, un festín para los rajados”.

-21 de junio de 1991. Elder Santiesteban, en Bohemia: “Alicia en su pantano”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s