El apartheid cultural cubano

Madrid, a 11 de marzo de 2010.

[Enviado hoy a los Embajadores de España, Noruega, Holanda, Francia, a los representantes de COSUDE y la UNESCO en La Habana y a la Presidencia del Gobierno español].

Su excelencia,

En la reciente 9na. Muestra de Jóvenes Realizadores realizada en La Habana, bajo el patrocinio del Instituto Cubano de Arte e Industrias Cinematográficos (ICAIC), y con el apoyo de las Embajadas de España, Francia, Holanda y Noruega, de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se impidió el acceso a salas de cine habaneras a varios bloggers independientes cubanos que el gobierno castrista considera “mercenarios” y “contrarrevolucionarios”.

El acto de impedir el acceso a una sala de cine alegando “derecho de admisión” ha empezado a ser usado por el Departamento de la Seguridad del Estado y los administradores de instituciones públicas cubanas (cines Charles Chaplin y 23 y 12, y anteriormente el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana) como un macabro juego de apartheid cultural y social, en flagrante violación de derechos que asegura la propia Constitución de la República de Cuba pero que no se cumplen (según el artículo 41, “todos los ciudadanos gozan de iguales derechos”, según el artículo 42, “la discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana, está proscrita y es sancionada por la ley” y según el artículo 43, “el Estado consagra el derecho conquistado por la Revolución de que los ciudadanos, sin distinción de raza, color de la piel, sexo, creencias religiosas, origen nacional y cualquier otra lesiva a la dignidad humana: disfrutan de los mismos balnearios, playas, parques, círculos sociales y demás centros de cultura, deportes, recreación y descanso”).

Visto que el gobierno cubano se empeña en poner en letra muerta el mismo texto constitucional, el primero que debe respetar, y por ser todo esto un acto de violación de los principios democráticos que enarbolan y deben cumplir las Embajadas europeas que apoyan esta Muestra de Jóvenes Realizadores, sería oportuno valorar futuros apoyos al ICAIC o a otras instituciones que impidan el acceso universal a la cultura.

Cordialmente,

Fdo. Manuel Zayas Martínez
Realizador cubano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s